Patio del Castillo de los Duques de Bretaña

Nantes

Tengo que decir que el viaje de Bayonne a Nantes resultó más pesado de lo que habíamos pensado, no porque sea demasiada distancia, en circunstancias normales hubiéramos llegado a la hora de comer, en realidad cometimos el error de viajar un 16 de agosto. Así durante todo el viaje encontramos pequeños “miniatascos”, que igual que aparecían de repente, desaparecían del mismo modo sin saber muy bien porqué se habían formado. Y, como remate final, casi llegando a Nantes, encontramos el “superatasco”.

Debes tener en cuenta que muchas carreteras tienen sólo dos carriles, y aquí en concreto pasas de un peaje gigante con más de 10 puestos, a una carretera estrecha, con lo que es normal que se produzca un “bouchon” (sí, descubrimos cómo se dice atasco en francés), descomunal. ¿La consecuencia? Tres horas de retraso en nuestros planes que redujeron mucho el tiempo que teníamos para visitar Nantes. Así que preferiblemente viaja entre semana y evita los puentes.

Nantes es una ciudad hermosa y cosmopolita, llena de gente de lo más variopinta. Sin embargo, da una cierta sensación de estar un poco destartalada, no sé si porque las obras del carril bici, que ocupaban todo el centro, deslucían un poco la visita y creaban esa sensación de ciudad a medio construir; o porque, a pesar de tener hermosos lugares para visitar por separado, no causa una sensación de ciudad compacta y perfectamente integrada que tienen otras ciudad, incluso más pequeñas.

Les Machines de L’île

Es una de las visitas imprescindibles si vas a Nantes, y merece la pena que te acerques sólo para poder ver al Gran Elefante en acción.

Este pequeño parque, situado en los viejos astilleros de la ciudad, y basado en el imaginario de Julio Verne, consta de varias atracciones muy imaginativas en las que animales y plantas se convierten en máquinas móviles a las que podemos subir. Una visita para disfrutar como si fuéramos niños, y única si vas con pequeños.

Carrusel en Le Machine de L´Île

Pero de todas las atracciones la más interesante es El Gran Elefante. Un elefante, de tamaño natural, que camina por los astilleros, echando agua por su trompa a los incautos visitantes que se plantan delante de él con la boca abierta.

El elefante está tan bien hecho y es tan impresionante que consigue que te emociones y te sientas transportado a un mundo de fantasía. Incluso puedes subir en él y dar una vuelta.

Pero no sólo está el elefante, también puedes visitar el Carrusel de los Mundos Marinos La Galería de las Máquinas.

No te pierdas esta visita aunque sólo tengas tiempos para ver a nuestro amigo el elefante, es realmente interesante y no te costará nada, el recinto no está carrado y puedes pasar a verlo libremente.

Château des ducs de Bretagne

Esta impresionante fortaleza, construida a finales del siglo XV, se encuentra en mitad de la ciudad, rodeada de edificios, y es uno de los principales atractivos turísticos de Nantes. Está abierto hasta las siete, pero sólo te dejarán pasar hasta las 18.30, así que si vas por la tarde deja el patio y las murallas para el final y entra primero al palacio.

Además del patio y las murallas, que te proporcionarán unas bonitas vistas, puedes bajar al foso, reconvertido en jardín, donde muchas personas se sientan en un banco, pasean o disfrutan tumbados en el cesped. Eso sí, a la hora de cerrar (19.30) pasa una pequeña camioneta que va echando, con bastante prisa, a todos los visitantes.

Catedral de Saint-Pierre y Saint-Paul

Muy cerca del Castillo de los Duques de Bretaña se encuentra la catedral. Un edificio blanquísimo, de estilo gótico, que parece mirar al suelo con aire de superioridad.

Por cierto, una de las cosas que nos sorprendió en toda Bretaña es la forma en que están integradas las catedrales en las ciudades, algunas pegadas a las casas, y creando estrechísimas calles junto a ellas.

Datos de interés

  • Puedes encontrar oficinas de turismo tanto en “Le Machines de L´île” como al lado del “Château des ducs de Bretagne”. Aquí puedes comprar una tarjeta turística que te permitirá visitar los lugares más destacado. Si quieres entrar en el castillo y probar todas las atracciones de Le Machines de L´île con ella te saldrá más barato.
  • En el centro encontrarás una gran zona peatonal llena de restaurantes y bares que en verano está llena de terrazas.
  • En Nantes probamos las famosas Galletes, en la Crêperie  Fleur de Sel. La de salmón es muy sabrosa, y no resulta pesada.
  • Si tu hotel está un poco alejado del centro, mejor llévate el coche por la noche o regresa en transporte público, el ambiente no es muy recomendable, sobre todo si vas solo.
  • Nuestro hotel era el Novotel Nantes Centre Bord de Loire, un hotel bastante bueno pero un poco alejado del centro. Eso sí el desayuno es bastante caro, y no hay muchos sitios alrededor, aunque cuenta con tetera y café en la habitación, así que puedes comprar algo en un supermercado y desayunar antes de salir.
  • En casi todas partes el aparcamiento es de pago.
  • Puedes moverte por Nantes en tranvía, recorre el centro y puedes comprar el billete en las paradas, en las máquinas instaladas para ello.
  • Ahora mismo están construyendo un gran carril bici por toda la ciudad, que estará listo muy pronto, y tienes bicicletas de alquiler, una buena alternativa para moverte por la ciudad.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s