Rennes

Rennes es una hermosa ciudad, cruzada por el río Vilaine, llena de animación y movimiento, además de ser la capital de la región de Bretaña.

Para tener una idea general de ella, y sobre todo si tienes poco tiempo para visitarla puedes hacer un recorrido muy interesante, que te recomendarán en la oficina de turismo, aunque si bien dicen que dura hora y media, lo cierto es que es necesario tomarse más tiempo para verlo todo con tranquilidad, entrar en los principales monumentos, etc.

Entre los lugares más destacados  no puedes perderte la Place de Mairie, dónde se encuentran la Casa Consistorial y el edificio de la Ópera. Un lugar de encuentro, muy transitado.

No menos importante es pasar por la Place des Lices, con su mercado, que los sábados ofrece el segundo mercado de productos alimenticios más importante de Francia; y sus típicos palacetes bretones, con entramado de madera y piedra, que también podrás encontrar en la Place du Champ-Jacquet. Además toda esta zona es un buen lugar para comer o descansar un rato, ya que encontrarás varias plazas llenas de terrazas.

Otro de los lugares más destacados es el Palacio del Comercio, enclavado en la imponente Place de la République, que hoy alberga muchos de los principales servicios de la ciudad.

Si te gusta la arquitectura moderna, te será imprescindible acercarte a Les Champs Libres, un imponente edificio de cristal y metal que alberga el Museo de Bretaña, el Espacio de las Ciencias, el planetario y la biblioteca.

Por supuesto, es indispensable hacer una visita a la catedral de Saint-Pierre, la abadía de Saint-Melaine y el parque Thabor. Aunque también te recomiendo salir un poco del recorrido para ver la iglesia de Saint-Aubin, construida a finales del siglo XIX, se trata un imponente edificio bastante curioso para el visitante.

Consejos

  • E hotel en que nos alojamos en Rennes fue el Novotel Rennes Alma. Muy buen hotel y con personal agradable, aunque bastante alejado del centro, eso sí tienes un autobús prácticamente en la puerta que te dejará en la Place de la République en unos 10 minutos. Además tiene aparcamiento gratuito al aire libre pero dentro del espacio del hotel. Eso sí, está justo destrás del complejo comercial Alma, tendrás que recorrer todo su aparcamiento para llegar al hotel.
  • Hay múltiples restaurantes y terrazas para comer, sobre todo por la zona de la Place Saint-Michel, sin embargo en esta ocasión no elegimos muy bien y nos sirvieron un cerdo al caramelo que estaba bastante seco, en L´entrée des Artistes, eso sí el postre era delicioso.
  • Existen bicicletas gratuitas que puedes usar durante 7 horas, pero la fianza es muy alta, 76 €.
  • Entre abril y octubre pueden alquilarse barcos eléctricos para dar un paseo por el río.
  • Rennes tiene una completa de red de metro.
  • En la oficina de turismo, que se encuentra en la Capilla de Saint-Yves, puedes conseguir un mapa con todo el recorrido por la ciudad y explicación sobre los monumentos, previo pago de 20 céntimos.
  • Existen pases turísticos de 48 horas de duración.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s