Roma, el arte está en la calle

Roma es una de las ciudades más monumentales que podemos visitar, a cada paso el turista encuentra un vestigio de la historia y se siente transportado a otra época. Hoy voy a proponerte un recorrido por las calles de Roma, visitando monumentos y lugares públicos que se encuentran en plena calle.

Villa Broghese

Podemos empezar nuestro recorrido en uno de los parques urbanos más grandes de Europa, Villa Borghese. Este enorme jardín es un remanso de paz en una ciudad tan caótica como Roma.

Lago y barcas en Villa Borghese. Roma

El pequeño lago con las barcas es uno de los mejores rincones del parque.
Foto: Belén Rico

De entre todos los rincones hermosos que tiene este enorme parque, no puedes perderte el pequeño lago donde se alquilan barcas; pero lo mejor es que te tomes tu tiempo y pasees tranquilamente por sus avenidas y arboledas. Para finalizar, sobre la Piaza del Popolo, nuestra próxima parada, Villa Borghese tiene una espectacular terraza que proporciona una magnífica vista de la ciudad.

Piazza del Popolo

Esta plaza es una hermosa muestra de Roma, con sus tres iglesias y su obelisco central, uno de los muchos que encontrarás en la ciudad. Dos de las iglesias, Santa María del Miracoli y Santa María in Montesanto, parecen gemelas pero guardan ciertas diferencias, que te invito a descubrir.

Santa María del Miracoli y Santa María in Montesanto

Dos iglesias prácticamente gemelas se encuentran en esta plaza.
Foto: Belén Rico

Piazza di Spagna

Es quizá la más conocida de las plazas de Roma, con su enorme escalera siempre repleta de gente, punto de encuentro de romanos y visitantes; y la Fontana de la Barcaccia a sus pies. No olvides subir las escaleras para descubrir un nuevo obelisco, unas hermosas vistas, y los puestos de flores y artistas que venden sus cuadros en este lugar.

Vista de la Piazza di Spagna

La Piazza di Spagna es una de las más concurridas de Roma

En esta zona encontrarás múltiples restaurantes donde puedes pararte a comer.

Fontana di Trevi

Aunque cuando yo estuve se encontraba en restauranción, este conjunto escultórico es tan impresionante que te dejará con la boca abierto. Por suerte los trabajos ya han terminado y puede disfrutarla sin estorbos. Por supuesto no puedes olvidar tirar una moneda para volver a Roma.

Piazza Venezia

Una de las más espectaculares y céntricas plazas de Roma. En ella se encuentra el monumento a Víctor Manuel II. Un monumento controvertido desde su construcción y que los romanos apodan “la máquina de escribir”.

Monumento a Victor Manuel II

El monumento a Víctor Manuel II, en la Piazza Venezia. Foto: Belén Rico

Piazza di Campidoglio

Detrás del monumento a Víctor Manuel II, en lo alto de una gran escalinata, se encuentra esta pequeña plaza dónde podrás ver una reproducción de la loba romana. Cuidado que casi no se ve, está detrás del edificio que te encontrarás de frente, y a la izquierda.

Piazza Navona

Esta es, en mi opinión , la más impresionante de las plazas de Roma, con su incomparable Fuente de los Cuatro Ríos, obra maestra de Bernini. Es uno de los lugares de Roma que no puedes perderte y que te dejará sin respiración.

Vista de la Fuente de los Cuatro Ríos

La Fuente de los Cuatro Ríos en la Piazza Navona es una de las más bellas obras de arte que encontrarás en la ciudad
Foto: Belén Rico

Aquí puedes también hacer una parada para tomar un helado en alguna de sus heladerías.

Campo de’ Fiori

Una plaza llena de vida y ambiente. Tanto por la mañana, con su concurrido mercadillo, como de noche llena de locales y terrazas. Sin embargo en el pasado esta plaza tenía una función bastante más tétrica, aquí era donde se realizaban las ejecuciones públicas, algo que se recuerda con la estatua dedicada de Giordano Bruno, que fue quemado aquí en 1600, acusado de herejía.

Trastevere

El barrio con más ambiente de Roma, es el lugar ideal para terminar la jornada cenando en cualquiera de sus múltiples locales. Lleno de gente, de restaurantes, terrazas y puestos callejeros de artesanía, es una parada imprescindible para el turista, sin dejar de tener ese ambiente de barrio típico, con la ropa colgada en las ventanas de las casa y sus calles estrechas y laberínticas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s