Vista nocturna de la Plaza Mayor de Cáceres

Qué ver en Cáceres

Llegar al centro histórico de Cáceres es encontrarte con una ciudad medieval perfectamente conservada, de callejuelas estrechas, palacios e iglesias. Por algo se trata de una Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

La mejor forma de conocer la ciudad es empezando por su Plaza Mayor, donde además se encuentra la oficina de turismo. Se trata de una plaza enorme, con soportales del siglo XVI y desde la que se puede ver la muralla almohade del siglo XII, de la que puedes visitar una parte desde la Torre de Bujaco, de la misma época que las murallas. La visita a esta torre incluye además de las murallas un pequeño centro de interpretación.

Plaza Mayor de Cáceres desde la Torre de Bujaco

Plaza Mayor de Cáceres desde la Torre de Bujaco

Desde las escaleras que salen a la Plaza Mayor, puedes internarte en el recinto histórico, dónde se encuentran casi todos los puntos de interés turístico.

La ciudad puede visitarse en un solo día fácilmente, eso sí está llena de cuestas, escaleras y calles de piedra. Y durante la visita subirás a varias torres, así que ve preparado para hacer ejercicio.

 

Una buena ruta sería empezar por la Plaza Mayor y subiendo justo a la izquierda, con la entrada en las escaleras de la plaza, visitar la Torre de Bujaco. Desde aquí puedes continuar hasta la Plaza de Santa María, donde encontrarás la Concatedral de Santa María y enfrente el Palacio Episcopal.

Fachada principal de la Concatedral de Santa María en Cáceres

Concatedral de Santa María

Desde aquí, puedes dirigirte al Palacio de Carvajal donde además de otra oficina de turismo, puedes encontrar un pequeño pero bonito jardín en el que destaca una hermosa higuera centenaria.

La siguiente parada es el Palacio de los Golfines de Abajo. Uno de los más importantes de la ciudad. Puedes hacer una visita guiada que dura unos 50 minutos, con grupos reducidos. Pero si tienes poco tiempo puedes ver sólo el exterior ya que el interior corresponde más a las distintas remodelaciones que fue haciendo la familia hasta el siglo XIX que a su origen del siglo XVI. Lo más destacado es la Sala de Armas, la más antigua del palacio y donde aparecen los distintos escudos y linajes que fueron uniéndose a la familia, así como los retratos de los primeros miembros.

Para continuar llegamos a la Plaza de San Jorge donde se encuentra la impresionante iglesia de San Francisco Javier, sobre unas imponentes escaleras a cuyos pies podrás ver una representación del patrón de la ciudad, San Jorge, matando al dragón.

Plaza de San Jorge e iglesia de San Francisco Javier

Iglesia de San Francisco Javier

Puedes visitar la iglesia y subir a los dos campanarios, pero para subir el primer tramo hasta el coro tienes que usar una escalera de caracol estrecha y empinada, no apta para todo el mundo, y los campanarios tienen unas rejas de metal que impiden disfrutar totalmente de las vistas.

En la misma plaza de San Jorge puedes entrar a unos pequeños pero encantadores jardines, eso sí, están justo en la entrada de una cafetería y parecen parte de ella, no te preocupes que puedes entrar tranquilamente. Es el  Jardín de Doña Cristina de Ulloa.

A un lado de la iglesia, justo en las escaleras, se encuentra en Centro de Divulgación de la Semana Santa, es gratuito y dentro puedes además visitar el Aljibe del Convento de los Jesuitas.

La siguiente parada es la Plaza de las veletas, donde se encuentra la Casa de las Veletas, actual Museo Provincial de Cáceres. Lo más destacado de este museo es la visita al aljibe, uno de los pocos restos árabes que quedan en la ciudad.

Aljibe en el interior del museo Provincial de Cáceres

Aljibe árabe

Desde aquí puedes pasear por el barrio judío y el barrio de San Antonio, donde encontrarás el Baluarte de los Pozos, otro de los restos árabes de Cáceres.

De esta manera recorrerás prácticamente toda la parte histórica. Puedes después pasear por sus callejuelas, perderte y descubrir muchos otros palacios, torres e iglesias.

Para comer

En la Plaza Mayor tienes una gran cantidad de lugares para comer. En Cáceres puedes probar un excelente jamón y otros derivados del cerdo, así como diversos tipos de quesos, principalmente de oveja. Muy típica de Extremadura es la Torta del Casar. Además son típicas las migas.

Aunque estuvimos poco tiempo, comimos bastante bien en El Requeté.

Consejos

  • Nos alojamos en el hotel Barceló V Centenario, es un hotel muy bueno y moderno, con precio medio, pero un poco alejado del centro, una media hora andando. Sin embargo hay un autobús que te deja prácticamente en el centro en diez minutos y si vas en coche, en la puerta del hotel hay bastante sitio para aparcar.
  • Tomar una caña en la Plaza Mayor es un poco caro.
  • En la oficina de turismo nos dijeron que para tapear estaba bien el Paseo de Cánovas. Está separado del centro y cuando llegamos no vimos prácticamente ningún sitio. Todavía no sabemos si hay que meterse por alguna calle o qué.
  • Si vas en un puente o temporada alta, puedes encontrarte con colas en todas partes y el centro y los bares llenos. Es una escapada interesante para un fin de semana cualquiera.
  • Puedes reservar las entradas del Palacio de los Golfines de Abajo, ya que entran pocos visitantes cada hora y puede que los tickets estén agotados.
  • A finales de abril y principios de mayo se baja la Virgen de la Montaña a la Concatedral y se celebra el novenario. Esto quiere decir que aunque puedes entrar vas a encontrar la iglesia llena de fieles y con culto prácticamente a cualquier hora, así que no podrás hacer la visita turística normal.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s