Alemania

Postdam, Ciudad Patrimonio de la Humanidad

Postdam es la capital del estado federado de Brandemburgo, pero se encuentra a sólo una hora, más o menos, de Berlín. Se trata de una Ciudad Patrimonio de la Humanidad, entre cuyas mayores atracciones está el Palacio de Sanssoucci y sus jardines.

Vista del Palacio de Sanssouci desde sus jardines

El palacio era la antigua residencia de verano de Federico II el Grande

Los jardines de este palacio, de visita gratuita, son enormes y esconden entre su vegetación diversos palacetes y pabellones, algunos de gran ostentación, como la Orangerie, el Nuevo Palacio o la Casa China. Para entrar en ellos tendrás que pagar entrada.

Vista de la Casa China en los jardines de Sanssouci

Uno de los más llamativos pabellones es la Casa China.

Para entrar al propio Palacio tendrás que pagar una entrada de 12 €, aunque tienes entradas combinadas con otros palacios y pabellones, y si quieres hacer fotos dentro del palacio tienes que pagar un extra de 3 €. El palacio no es muy grande y es muy similar a otros de la misma época y estilo. Las visitas van con hora, así que mejor la sacas por Internet, y organizas tu visita con tranquilidad. Por ejemplo yo llegué a las 10:30 y nos dieron una entrada para las 12:45.

Ten en cuenta que los jardines son enormes, así que calcula bien la visita para estar a tiempo en la visita del palacio. Con la entrada va incluida una audioguía, que en mi opinión se hace muy pesada.

El Palacio y sus jardines se encuentra en la parte más alta del pueblo, es necesario coger un autobús para llegar hasta ellos y luego para bajar a visitar Postdam. El precio de este bus va incluido en el billete ABC de Berlín que necesitarás para llegar a la estación de S-Bahn de Postdam.

Postdam es una población llena de palacetes y lugares que visitar, aunque fue prácticamente destruida durante la guerra y ha sido reconstruida con posterioridad, con lo que produce una sensación de irrealidad en el visitante. Pasea por sus calles, visita el Barrio Holandés, el antiguo ayuntamiento…

Calle típica de Postdam

Todo el centro histórico de Postdam está lleno de lugares para visitar.

Pero si tienes pocos días en tu viaje, te recomiendo que los gastes en conocer bien Berlín.

Un Berlín para toda la familia

Berlín es una ciudad muy interesante para visitar, tanto si vas sólo, como con tu pareja o amigos, o también en familia. De hecho Berlín tiene uno de los más famosos zoológicos de Europa.

Para llegar al zoo puedes dirigirte en metro a una de estas dos estaciones: Kurfürstendamm o Zoologischer Garten. Yo te recomiendo que bajes en Kurfürstendamm, que tiene una salida a otra de las visitas importantes de Berlín, y así puedes parar aquí antes de entrar al zoo. Se trata de la llamada “Muela Picada”, es decir la Iglesia Memorial del Kaiser Wilhelm. Esta iglesia fue bombardeada durante la guerra, y se pensó en derruirla, pero ante la negativa de los ciudadanos se decidió dejarla tal como estaba, en forma de monumento conmemorativo.

Vista de la Iglesia Memorial del Kaiser Guillermo

Lamentablemente la iglesia estaba en restauración durante mi visita.

Si bajas en esta zona encontrarás distintos centros comerciales, desde uno de ellos, justo enfrente de la iglesia, puedes subir a su terraza y observar parte del zoológico.

Otra razón para dirigirte a Kurfürstendamm es que te deja más cerca de la entrada más conocida de l zoológico de Berlín, la puerta con los dos elefantes.

Entrada principal del zoo de Berlín

La entrada principal del zoo está presidida por dos enormes elefantes.

El precio del zoo es de 13 € para los adultos y 6,50 € para los niños, sin el acuario. Si también quieres visitar el acuario el precio sube hasta 20 € los adultos y 10 € los niños.

En cuanto al zoo, pues a pesar de su fama, es un zoo muy parecido a los que puedes encontrar en cualquier otra ciudad europea, quizás más grande. Tienen bastante variedad de animales, pero las indicaciones no están demasiado claras y es fácil perderse.

Elefante en el zoo

Los elefantes son una de las principales atracciones del zoo.

En cuanto a lo más interesante, nos divertimos con los monos, los elefantes se ven desde bastante cerca y si el oso polar tiene ganas de jugar con su pelota, pasarás un buen rato.

El oso polar juega en el agua con una pelota

Si el oso polar tiene el día “juguetón” podrás verle divertirse con su pelota.

Es interesante también saber que más o menos de 13 a 14 horas dan de comer a algunos animales. Concretamente pudimos ver como alimentaban a los gorilas. A esta hora además los cuidadores dan una explicación sobre el grupo de gorilas, sus hábitos, su organización social y sus edades. Puede ser interesante, pero sólo dan las explicaciones en alemán.

Gorila

Una familia de gorilas es otra de las principales atracciones.

Una vez termines tu visita al zoo puedes adentrarte en el Tiergarten, el parque más importante de Berlín, ya que el zoológico está en uno de sus extremos. Puedes pasear por él y descubrir sus rincones, e incluso llegar hasta la columna de la Victoria, aunque está un poco lejos del zoo. Si no te gusta andar es mejor que cojas el transporte público.

Columna de la Victoria

Con 69 metros de altura, la Columna de la Victoria es uno de los mejores lugares para observar Berlín.

La Columna de la Victoria es uno de los momumentos más conocidos de Berlín. Puedes subir hasta su parte más alta, y tener una hermosa vista tanto de todo el parque como de la ciudad, con la Puerta de Brandemburgo que queda justo enfrente. La columna se encuentra en una rotonda donde se unen las cinco grandes avenidas de la ciudad.

Detalle de la escultura dorada en lo alto de la columna.

En lo alto de la columna encontramos una gigantesca estatua dorada que representa la Diosa de la Victoria.

El Berlín de la memoria: de la Puerta de Brandemburgo a Checkpoint Charlie

Berlín está lleno de lugares dedicados a la memoria histórica de todo lo que ocurrió desde la llegada de los nazis al poder hasta la caída del Muro. Pero si queréis hacer un recorrido por esa memoria viva podéis recorrer algunos de los puntos de los que os voy a hablar en mi post de hoy.

Puerta de Brandenburgo y Reichstag

Una de las avenidas más importantes, punto de encuentro de los berlineses y hermoso paseo para los visitantes es el bulevar Unter den Linden (Bajo los Tilo), al final del cuál encontraréis el más conocidos de los símbolos de Berlín, la Puerta de Brandenburgo. Símbolo en el pasado de la separación, con la caída del muro se ha convertido en emblema de la unidad y punto estratégico para el turismo. La puerta está situada en una gran plaza, que siempre encontrarás llena de gente.

Puerta de Brandemburgo

La Puerta de Brandemburgo es quizás uno de los lugares más conocidos y visitados de Berlín.

Muy cerca de este lugar se encuentra el Reichtag, sede del Parlamento alemán, que puedes visitar bajo cita previa. Te recomiendo que hagas la reserva previamente desde internet, pero si no has podido, enfrente encontrarás una caseta donde te darán la hora para la visita, pero tendrás que esperar cola. La visita es gratuita.

Vista del edificio del Reichstag.

El Reichstag, actual sede del parlamento en Berlín.

La principal atracción del Reichtag es su cúpula de cristal desde la que se ve toda la ciudad.

Cúpula de cristal del Reichstag

La visita a la cúpula de cristal es la principal atracción del Reichstag

Está construida sobre la sala de plenos y aprovecha la luz solar mediante un sistema de espejos que van cambiando su orientación según la hora del día.

Interior de la cúpula del Reichstag

El sistema de espejos vertical aprovecha la luz solar para iluminar la sala de plenos bajo la cúpula

Monumento a los judíos asesinados en Europa

Muy cerca de la Puerta de Brandenburgo, si te diriges justo al lado contrario de donde se encuentra el Reichstag, puedes encontrar este impresionante monumento formado por enormes bloques de hormigón. El monumento es transitable de lado a lado, y por las diferentes alturas y la inclinación del terreno, su vista es siempre diferente, te encuentres en el punto que te encuentres.

Vista del Monumento a los judíos asesinados en Europa desde su interior.

Desde dentro del monumento, los enormes bloques impresionan y recuerdan las terribles alambradas.

Desde aquí, además, puedes acercarte hasta Postdamer Platz, una de las plazas más modernas de Berlín, y dónde encontrarás el famoso Sony Center.

Topografía del terror

Aquí se encuentra un impresionante centro de documentación y expositivo sobre la barbarie nazi, justo en el lugar dónde se instaló la sede central de la Gestapo, y aprovechando otro de los tramos que quedan en pie del Muro de Berlín. Es un lugar impresionante y que debe visitarse aunque sólo sea un momento.

Checkpoint Charlie

Este fue uno de los pasos fronterizos más famosos entre el Berlin Este y el Berlín Oeste. Se ha mantenido la antigua garita de vigilancia, y se ha convertido en un punto eminentemente turístico. Es un lugar de imprescindible visita si vas a Berlín, pero prepárate para encontrarte con cientos de turistas, múltiples puestos de comida y recuerdos, y un “espectáculo” turístico, ya que han colocado varios actores, vestidos de militares para dar la apariencia de la época. Sinceramente, esta escenificación no era necesaria.

Vista de la garita conservada en Checkpoint Charlie

Uno de los más famosos pasos fronterizos de Berlín todavía se conserva, es Checkpoint Charlie.

Justo al lado se encuentra el museo del muro

Gendarmerplatz

Por último, y aunque no tenga relación con la memoria histórica de la segunda guerra mundial y el muro, ya que estás por esta zona puedes acercarte a Gendarmerplatz, la que dicen es la plaza más bonita de Berlín, con sus catedrales gemelas (francesa y alemana) y el Konzerthaus entre ellas. Además en ella encontrarás un montón de restaurantes y terrazas, donde poder comer tranquilamente.

Vista del Konzerthaus y la catedral francesa

Desde la catedral alemana se ve toda la plaza, el Konzerthaus y su gemela, la catedral francesa.

El Muro

Para empezar he de decir que todo Berlín está lleno de recuerdos de su pasado, en muchos lugares encontrarás partes del muro bien conservadas y con abundante información sobre todo los ocurrido en Alemania durante la II Guerra Mundial y, sobre todo, durante la separación hasta la caída del muro.

De entre todos los lugares dónde podrás ver partes del muro los más destacados son:

Memorial del muro de Berlín

Se trata de una extensa zona verde, a lo largo de Bernauer Straße donde aún se mantiene parte del muro de Berlín. Cuenta con diferentes paneles de información audiovisuales, dónde se explica cómo fue la vida para aquellos que quedaron separados por el muro. Algunas de las informaciones son bastante impresionante, por ejemplo, las imágenes de una mujer anciana, que escapa saltando por una ventana relativamente baja, con la ayuda de algunos transeúntes y de un grupo de bomberos. También cuenta como buena parte de este muro se hizo sobre un cementerio, y en realidad no está claro que finalmente todos los cuerpos se trasladasen hasta otro camposanto.

Memorial del muro de Berlín

Vista del Memorial del Muro de Berlín en Bernauer Straße.

Justo al comienzo encuentras un centro de interpretación, por si quieres ahondar más en la historia del muro.

East Side Gallery

Es quizá la parte del muro más conocida internacionalmente. Esta parte del muro, se conservó para convertirla en una gran galería de arte al aire libre, de más de 1 km de largo, dónde más de 100 artistas plasmaron la euforia y el nuevo ambiente de libertad que se vivió tras la caída del muro.

Una vista del muro en East Side Gallery

Vista de parte del muro conservado en East Side Gallery

Entre todos los murales la obra más conocida es el “Bruderkuss” del artista Dimitri Vrubel.

Vista de Bruderkuss, dónde se representa el beso entre dos políticos

“Bruderkuss” representa el beso entre Leonid Brezhnev y Eric Honecker

Pero además una de las cosas más curiosas es que el muro sigue estando vivo, la gente sigue dejando mensajes, y escribiendo en él aquello que quiere compartir con los demás.

Detalle de mensaje sobre una de las obras: "Seamos realistas, hagamos lo imposible". Che Guevara

Mensaje dejado por un visitante sobre uno de los murales.

Por otro lado, nada más llegar, no debes olvidar parar un momento para contemplar un hermoso puente sobre el río Spree, Oberbraumbrücke

Oberbraumbrücke

Sobre este puente de finales del siglo XIX pasa el U-Bahn.

Consejos

  • La parada de metro para East Side Gallery es Warschauer Strasse.
  • Esta parte del muro está junto al río, desde aquí puedes hacer un minicrucero turístico.
  • Es mejor no ir muy tarde, sobre todo porque en las obras más conocidas se puede acumular gente para hacer fotos.
  • Tanto el Memorial del Muro como East Side Gallery se ven mejor cuando todavía hay luz, no esperes a que se haga de noche para visitarlos.

 

La Isla de los Museos

La Isla de los museos

Este es uno de los lugares imprescindibles de Berlín. En esta pequeña isla se encuentran 5 grandes museos, entre ellos el más famoso es el Museo de Pérgamo, pero también el Neues-Museum (donde se encuentra el busto de Nefertiti), el Altes-Museum, la Antigua Galería Nacional y el Bode-Museum.

Para visitar estos museos encontrarás varias opciones de compra de entradas, una interesante es la que te da acceso por un día a los 5 museos de la isla por 18 €.  Esta fue la opción que yo elegí, pude ver tres museos (Pergamo, Neues y Altes). Cada museo por tanto me salió por 6 €, que teniendo en cuenta que el de Pergamo sólo vale 12, es bastante barato.

Y ahora las malas noticias, El Museo de Pérgamo está en restauración, en concreto el Altar de Pérgamo, que es la sala más conocida, se va a cerrara finales de septiembre, nada menos que ¡hasta 2019!. Por tanto, si visitas Berlín tienes que tener esto en cuenta, ya que muchas personas entran al museo sólo para ver esta sala. Yo de todas formas te recomendaría visitarlo ya que todo él es interesante

Y además de los museos, aquí también puedes visitar la Catedral de Berlín.

Fachada principal de la CatedralFachada principal de la Catedral

Además, por esta zona, a la orilla del río puedes disfrutar de numerosas terrazas, donde comer o beber algo, algunas con cómodas tumbonas.

 

Alexanderplatz y Nikolaiviertel

La Alexanderplatz es una enorme plaza, llena de comercios y restaurantes, pero también, bancos para descansar y zona de juegos infantiles.

Justo delante se encuentra una de las atracción más importantes de Berlín, la Fernsehturm, o Torre de la Televisión, el cuarto edificio más alto de Europa.  Desde ella se puede ver todo Berlín, pero además esta torre es una presencia constante en la ciudad ya que podrás verla desde la mayoría de los lugares que visites. La Torre de la Televisión es una especie de testigo silencioso que parece vigilar Berlín, ya que te la encuentras a cada giro en una esquina.

De Alexanderplatz sale también una de las calles que debemos recorrer, la Karl-Marx-Alle, ejemplo de la arquitectura comunista de los años 50 y 60.

Y justo al lado contrario, delante de Fernsehturm encontramos el ayuntamiento de Berlín, y  la Fuente de Neptuno. Un poco a la derecha está la iglesia de St. Marien. Pero si te encuentras en esta zona no debes perderte Nikolivirtel, el barrio de Nokolai. Es una hermosa zona para comer o pasear, con encantadoras calles, y donde puedes visitar la Iglesia de San Nicolás, y una fuente con el oso de Berlín.

Este barrio fue destruido durante la guerra, pero en los años 80 se reconstruyó, de forma fiel, dando la oportunidad de pasear por el más antiguo Berlín.

En el caso de mi visita a Berlín, estaban en plenas fiestas, y pudimos encontrar a gente vestida de época, un mercado y mucho ambiente (hacia el 23 o 24 de agosto).

Más sobre Berlín

Berlín en un vistazo

Berlín, la capital de Alemania, es una ciudad un tanto caótica, llena de contrastes y lugares que ver. Monumentalmente no es una de las ciudades más impresionantes de Europa, pero si que tiene un carácter muy especial que la convierte en un lugar imprescindible para conocer.

Puerta de Brandemburgo

La Puerta de Brandemburgo es quizás uno de los lugares más conocidos y visitados de Berlín.

Si estás interesado en visitar Berlín, mi primera recomendación es que cojas un plano y te organices los días por zonas, para que te sea más cómodo trasladarte y poder abarcarlo todo. También te recomiendo que tengas controladas aquellas atracciones turísticas en las que es necesario entrar con hora, para que hagas la reserva con antelación y puedas organizar mejor las visitas del día.

Vista desde la catedral de dos de los museos de la Isla

Vista desde la catedral de dos de los museos de la Isla de los Museos.

Algunos de los lugares imprescindibles son:

Consejos

  • Hay varias opciones para moverte por Berlín, los billetes sirven para todo el transporte y para las zonas que hayas pagado. Hay tres zonas tarifarias, pero para la mayoría de los sitios turísticos te valdrá con la zona AB. Es bastante útil el billete de 24 horas.
  • El transporte en Berlín está organizado en U-Bahn (metro), S-Bahn (tren suburbano), tranvías y autobuses.
  • Existe una tarjeta turística, la Berlín WelcomeCard, que da acceso al transporte y descuento en las principales atracciones turísticas. En mi opinión, a no ser que estés muy lejos del centro, al final sale más caro, ya que la mayor parte del recorrido turístico se puede hacer a pie, y así conocer mejor la ciudad.
  • ¡Cuidado con las obras en el metro! A veces las indicaciones en Berlín no son demasiado claras, y por ejemplo no te informan de que hay un tramo cerrado hasta que no llegas al transbordo y te encuentras con un cartel. Visita primero la página web de transporte.
  • Si sabes un poquito de alemán no te sorprendas si cuando preguntes a alguien se pasa rápidamente al inglés, parece que les es más fácil hacer eso que ayudarte a perfeccionar el idioma.
  • Llévate ropa de abrigo aunque sea verano, la temperatura es bastante fresca, sobre todo por la noche.
  • Te recomiendo que saques vía web las entradas para el Reichstag (visita gratuita) y el Palacio de Sanssouci en Postdam, van con hora y tendrás que esperar una larga cola para conseguirlas. Para el museo de Pérgamo tendrás que esperar la cola igualmente, lleves la entrada o no.
  • No puedes irte de Berlín sin probar las Currywurst, salchichas con curry, que son la comida más típica. Otro plato indispensable en el Schnitzel, filete empanado de cerdo, mejor acompañado de Kartoffelsalat (ensalada de patatas).
  • Como alojamiento te recomiendo el Tryp Berlin Mitte Hotel, nos salió bastante bien de precio y las instalaciones son bastante buenas. Además está muy cerca del centro, pero si no te gusta andar tienes casi en la puerta la estaciónde metro de Naturkunde Museum.