Fuente de Apolo

Una visita a los jadines de Aranjuez

He de reconocer que me gusta visitar jardines. Me gusta la clara musicalidad de su silencio. Pasear por un jardín vacío, especialmente en verano, tiene el encanto de ese silencio repleto de pequeños sonidos, pájaros moviéndose entre los árboles, el rumor de las fuentes, el viento soplando leve entre las hojas…

Arboleda en el Jardín del Príncipe en Aranjuez

Los ardines, como en este caso los de Aranjuez, invitan a perderse por sus caminos de tierra, y descubrir sus variaciones de luz y sus múltiples olores y sonidos.

Aranjuez es un lugar ideal para pasear, ya que todos sus jardines son de libre acceso y además están declarados Patrimonio de la Humanidad junto con el resto del paisaje cultural de la localidad. Aunque es una pena no poder ver en funcionamiento sus monumentales fuentes.

Fuente de Apolo

Una de las fuentes más monumentales de los jadines es la Fuente de Apolo.

Fuente del Espinario en Aranjuez

Pero quizá la más conocida es la fuente del Espinario o Niño de la Espina.

Los jardines de Aranjuez se dividen en cuatro:

  • Jardín del Príncipe.
  • Jardín de la Isla.
  • Jardín del Parterre.
  • Jardín de Isabel II.

En el siguiente mapa puedes ver cómo están situados:

El palacio es también interesante para visitar, aunque desde mi punto de vista lo que más se disfruta  es el paseo por los jardines.

Consejos

  • Aranjuez está a sólo media hora en coche de Madrid, puede hacerse incluso una visita corta de medio día.
  • Es ideal también para acercarse a comer o cenar, sobre todo en verano.
  • Los productos típicos de Aranjuez son los espárragos y las fresas o fresones.
  • El palacio incluye la visita al museo de faluas reales, embarcaciones que usaba la realeza para navegar por el río Tajo.
  • Puedes comprar una entrada combinada para visitar también la Casa del Labrador.

Más información sobre Aranjuez.

 

Anuncios