Gaudí

Cuatro días en León

León es una ciudad perfecta para hacer una corta escapada. Además desde ella se pueden hacer interesantes excursiones que os encantarán.

Día 1. Visitar León

Puedes dedicar un día a visitar la ciudad de León, que es preciosa y está llena de vida. En cuanto a lo que no te debes perder:

Catedral

Fachada principal de la Catdral de León

La vista de la fachada de la catedral desde la plaza es impresionante

Es una de las más bellas catedrales de España, por mi parte os diré que es de esos lugares que realmente me han dejado impresionada. No podéis perdérosla.

Vidrieras en el interior de la Catedral de León

En el interior no podréis dejar de sorprenderos por las hermosas vidrieras de colores

Casa Botines

Este edifico es obra del conocido arquitecto modernista Antoni Gaudí y uno de los puntos de visita más destacados, además alberga un museo sobre el arquitecto y su época.

Casa Botines, León

La Casa Botines es una de las obras importantes de Antoni Gaudí fuera de Cataluña.

San Isidoro de León

Fachada principal de la Real Basílica de San Isidoro de León

Otro de los puntos destacados de la visita a León es San Isidoro.

La Real Basílica de San Isidoro de León es una hermosa iglesia que debéis visitar, pero lo realmente interesante es entrar en el panteón, una puerta a la izquierda de la fachada de la Basílica. Son visitas guiadas, pero los frescos del panteón son imprescindibles, y lo que cuentan en la visita es interesante y no se hace pesado. Lamentablemente dentro del panteón no pueden hacerse fotos.

Barrio Húmedo

Es el lugar típico para ir de tapas en León. Con cada bebida incluyen una tapa gratis a elegir, y dependiendo del sitio más o menos abundante o de calidad. Lo mejor es que si conoces alguien de la ciudad vayas con él para que te recomiende los mejores sitios.

Plaza del Grano

Iglesia de Santa María del Camino y Plaza del Grano

La Plaza de Santa María del Camino es más conocida como Plaza del Grano

Es una pequeña plaza pero con mucho carácter, que os transportará a otros tiempos ya que no ha perdido su aspecto medieval.

Día 2. Astorga

En mi opinión a Astorga puede dedicársele medio día y aprovechar la tarde bien para ver lo que quede de León, bien para hacer otra excursión corta.

Lo más destacado es el Palacio Episcopal, obra también de Gaudí, y la Catedral.

Fachada del Palacio Episcopal de Astorga

Otra obra de Gaudí en León es el Palacio Episcopal de Astorga, principal punto turístico junto a la Catedral

Existe un pequeño museo romano que además ofrece una visita guiada por los restos romanos de la ciudad, en ella entraréis en termas y otros restos que sólo pueden verse con la visita. De todas formas la visita es un poco larga y a no ser que seáis verdaderos aficionados a la historia quizá os quite demasiado tiempo. Es necesario además reservar previamente.

Día 3. Las Médulas

Este paraje natural es una de las excursiones que más he disfrutado en este viaje. Eso sí se trata de andar por la naturaleza y os vais a dar una pequeña paliza si no estáis acostumbrados.

Ruta por Las Médulas

Uno de los caminos que recorren Las Médula y su típico paisaje.

Hay varias rutas senderistas que se pueden realizar, pero para los visitantes ocasionales lo normal es salir del Centro de Recepción de Visitantes y visitar dos cuevas de bastante fácil acceso: La Cuevona y la Encantada. Después es imprescindible visitar también el Mirador de Orellán, que tiene una de las más hermosas vistas de este lugar.

Vista de Las Médulas desde el Mirador de Orellán

Las vistas desde el Mirador de Orellán son increibles

Para llegar al mirador de  Orellán tenéis dos opciones. Una es, antes o después de visitar las cuevas, coger el coche y llegar hasta el mirador; o bien, a mitad del sendero largo que lleva hasta las cuevas coger un sendero, digamos que bastante escarpado, que lleva hasta el mirador. Yo hice esta segunda opción, es mucho más bonito e interesante pero hay mucha cuesta y si no estáis acostumbrado a andar o vais con personas mayores o niños os va a costar llegar.

Una vez en el mirador no te pierdas la entrada a la Galería de Orellán.

Día 4. Ruta de los Monasterios

Para hacer esta ruta de tres monasterios que están a muy poca distancia de León puede contratarse una visita guiada que es bastante interesante. También puedes contratar la visita guiada en cada monasterio según te interese o no, podéis hacer la visita de uno y ver por libre los otros dos, o como mejor os organiceis.

En mi caso visité con la guía dos de los monasterios ya que cuando llegué por mi cuenta al Monasterio de Santa María la Real de Gradefes no estaba aún la guía, que es quien además vende las entradas, y cuando llegó ya habían estado en el primero de ellos.

Claustro de Santa María la Real de Gradefes

El claustro de Santa María la Real de Gradefes es modesto pero muy hermoso

En el Monasterio de Gradefes todavía vive una comunidad de monjas, y los horarios son bastante restringidos. Como anécdota, cuando llegué aunque era hora de visita, la guía se había retrasado un poco y nos abrió una hermana, que dijo estar muy ocupada y que diéramos una vuelta y viéramos lo que pudiéramos porque no tenía tiempo. La guía llegó enseguida, eso sí. El monasterio es muy bonito, pero puede que no veas todo sin la guía.

Vista de San Miguel de Escalada

Del antiguo monasterio de San Miguel de Escalada sólo quedan las iglesias

Después de Santa María visitamos San Miguel de Escalada, monasterio que no está en activo y puede visitarse libremente, pagando una mínima entrada.

Consejos

  • Lleva ropa de abrigo, por la noche incluso en agosto baja mucho la temperatura.
  • En el aparcamiento del centro de visitantes de Las Médulas puede que no encontréis sitio, un poco más abajo puede aparcarse en el cementerio.
  • En el centro de visitantes de Las Médulas os proporcionan toda la información necesaria sobre los senderos, etc., merece la pena esperar la cola.
  • Para la visita a Las Médulas recuerda llevar calzado adecuado para el senderismo y agua.
  • En el Barrio Húmedo todos los bares están hasta los topes, olvidaos de sentaros.
  • Si queréis cenar en el Barrio Humedo, además de la tapa que va con la consumición podéis pedir alguna ración en cualquier bar.
  • Otro punto de visita interesante es el Parador, antiguo monasterio, podéis entrar a la iglesia y el claustro, o alojaros en él.
  • Si os interesa el arte contemporáneo no olvidéis pasar por el MUSAC.

 

 

 

 

Anuncios
Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Excursiones desde Santander

Cantabria es una de las comunidades españolas más ricas en cuanto a paisajes y hermosos lugares para visitar. Desde Santander, puedes hacer diferentes visitas, que te darán una idea de esta comunidad y que no te llevarán mucho tiempo. En el siguiente mapa puedes ver dónde están situados los distintos lugares de los que voy a hablar en este post.

Santillana del Mar

La preciosa localidad de Santillana del Mar, es una de las visitas imprescindibles si te encuentras en Cantabria.

Esta localidad, llena de encanto, cuenta además con dos atracciones imprescindibles para los aficionados al arte y la historia: las Cuevas de Altamira y la Colegiata de  Santa Juliana. Además de ser uno de los enclaves del Camino de Santiago.

Las cuevas de Altamira, si bien cerradas al público en general, son uno de los patrimonios históricos y artísticos más importantes de la Península Ibérica. Se encuentran a 2 km. de Santillana, y cuentan con un museo que sí es visitable. Eso sí, desde enero de 2014 se ha iniciado un programa de investigación que permitirá unas visitas muy limitadas.

La Colegiata de Santa Juliana es una auténtica maravilla del románico, con un claustro verdaderamente hermoso. Entrar en ella es transportare siglos en el tiempo, y disfrutar de la simple belleza de la arquitectura románica

Cabárceno

Situado a pocos quilómetros de Santander, en un entorno increíble, se encuentra el Parque de la Naturaleza Cabarceno. Se trata de un inmenso zoológico, donde podrás ver distintas especies de animales. Las instalaciones son enormes y los animales se encuentran en gigantescos  recintos.

Para moverte por Cabarceno es necesario llevar un coche. Es imposible hacer ningún recorrido a pie, a pesar de que los animales no están en libertad y el peligro sería similar al de un zoológico normal. Sin embargo, el recorrido está hecho de tal manera, con carreteras estrechas por las que todo el rato pasan coches, cuestas increíblemente empinadas, y falta de caminos, que la única posibilidad para la visita es ir en coche o contratar una excursión organizada. Esto implica que, además, tienes que estar continuamente aparcando, bajando y subiendo del coche,etc., con las complicaciones que esto conlleva si vas con niños muy pequeños o personas mayores, o si eliges un día de gran afluencia de público.

 

Como ya he dicho, los recintos para los animales, son enormes, esto es una gran ventaja para ellos pero lo que también es cierto es que los mirados y zonas de parada están puestos de tal manera, que en muchos caso es posible que te tires un buen rato sin poder ver ninguno de los animales que se supone están en los recintos.

Es cierto que el entorno es muy hermoso, pero sinceramente, a no ser que tengas mucho interés en este tipo de parques, yo me ahorraría los 25 € que cuesta la entrada de adulto.

Comillas

Por lo que Comillas es conocida es principalmente por tener uno de los más hermosos ejemplos de arquitectura modernista: El Capricho, de Gaudí. Aunque cuenta con otros interesantes edificios como el Palacio de Sobrellano o la Universidad Pontificia.

El Palacio de Sobrellano y el Capricho, se encuentran uno junto al otro en el centro de Comillas, y son una visita imprescindible. El Capricho es una residencia de verano encargada al arquitecto, hermosa y muy curiosa. El Palacio de Sobrellano es un imponente edificio neogótico del arquitecto Joan Martorell, y en el que también trabajó Gaudí.

La Universidad Pontificia se encuentra en lo alto de la localidad y bastante separada del centro.

Pero si eres de los que te gusta la playa, bastante separada de la parte monumental, Comillas cuenta con una magnífica playa de arena blanca, de la que podrás disfrutar si te acercas un día de sol.

Cueva del Soplao

Esta cueva es una auténtica maravilla geológica, que recibe cientos de visitantes. Podrás entrar con las visitas guiadas, mediante un gracioso tren minero, y verás increibles formaciones rocosas. La visita dura una hora, y te recomiendo que lleves ropa de abrigo y un impermeable, y que reserves las entradas con antelación para no quedarte en la puerta. Si por lo que sea no es posible, mejor madruga y entra de los primeros, a partir de las 11 suele hacerse difícil encontrar entradas libres.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Este hermoso monasterio se encuentra en un entorno incomparable, y es una de las visitas imprescindibles si vas a Cantabria. En el podrás encontrar el lugar donde vivió Beato de Liébana, quien escribió los “Comentarios al aspocalipsis”.

Fuente Dé

He de decir que en Fuente Dé encontré uno de los más hermosos paisajes que he visto hasta el momento. Subir en el teleférico hasta las cumbres, en pleno corazón de los Picos de Europa, y asomarte al mirador sobre el valle, es una experiencia única e inolvidable. No creo que pueda describir el hermoso paisaje, eso sí puedo haceros varias recomendaciones:

  • Llegad muy pronto, o tendréis que esperar varias horas para poder coger el teleférico.
  • Llevad ropa de abrigo, porque se salva un desnivel de 753 m. y en la parte de arriba os encontraréis con varios grados menos.
  • Hay que llevar un calzado adecuado, vamos a meternos en plena montaña, y por muy preparado que esté para las visitas en mejor ir vestido de forma adecuada.
  • Si eres aficionado a la montaña, varias rutas senderistas salen de aquí, infórmate y disfruta.
  • Es una buena idea combinar esta excursión con Santo Toribio de Liébana, ya que están muy cerca.

Otras visitas

Otros lugares para visitar si estas en Santander:

  • Liérganes.
  • Potes.
  • Cabezón de la Sal y su bosque de Secuoyas.
  • San Vicente de la Barquera.
  • Castro Urdiales.

Aunque estos son sólo algunos ejemplos.